domingo, 29 de diciembre de 2013

Un cuento para ir a dormir.

Salgo a tirar la basura, como suelo hacer casi cada noche. Pero hoy es diferente, aunque no lo parezca… pero me doy cuenta pronto, aun saliendo sin chaqueta, me sorprendo porque no tengo frío, miro a mí alrededor y no ha helado aún, no hay escarcha por ningún sitio: ninguna capa de frío cubre los coches ni las aceras. Me sorprendo pues siempre suele hacer frío, mucho, a estas horas. Sigo mi camino directo a los cubos de basura.

Terminada mi súper labor vuelvo a casa caminando con estilo, como si hubiera salvado al mundo, pensando: misión cumplida, y poniendo cara de: FUCK YEAH! De repente pienso: cuanta luz para ser de noche. Miro al cielo y ahí esta ella: la Luna llena: qué bonita, que chula, que redonda, es bestial… Pero mi cerebro decide hacerme una mala pasada y recupera de la mente una pequeña historia que responde a la pregunta: ¿Por qué los lobos aúllan a la Luna?

<<Cuenta la leyenda, que una noche ancestral, la Luna bajó a la tierra y se quedó enredada entre las ramas de un árbol. En ese momento apareció un lobo y la empezó a acariciar con su hocico y jugaron toda la noche, hasta que ella volvió al cielo y el lobo al bosque, y esta, le robó la sombra al cánido para recordarle para siempre y él desde entonces, le aúlla en las noches de luna llena para pedirle que se la devuelva…>

Bonita historia pensareis much@s (o en su defecto: me importa una mierda), el problema es que mi mente unió los conceptos lobo y luna llena, por lo tanto eso nos lleva a: hombre lobo. <No existen los hombres lobo> - pienso y me digo a mi mismo: <ya lo sé>. De repente, todo el súper poder de héroe victorioso se desvanece, aunque mantengo el estilo por si alguien está mirando, pero con un andar más rápido para poder llegar antes a casa, pues no en vano la palabra lunático deriva de nuestra amiga brillante que hoy está en el cielo y no tiene un significado nada alentador en este momento.

Así pues, aquí estoy en la cama tapado con mi edredón y una manta casi hasta los ojos con la falsa creencia de que así estoy a salvo. Sí, lo sé, todo un súper héroe. Eso sí, ¿bonita luna llena no creéis? Buenas noches.
 
https://www.facebook.com/photo.php?fbid=10201931072172729&set=a.1440351683096.59149.1062170060&type=1&theater


miércoles, 11 de diciembre de 2013

Directores de fotografía.



Esta entrada de hoy, después de mucho tiempo sin actualizar, se la dedico al cine (para variar) y como bien indica el título a los directores de fotografía.


El director de foto de la imagen es una de mis preferidos: Darius Khondji. Culpable de la imagen de películas muy buenas, como Se7en, Delicatessen, La novena puerta, Belleza robada, La habitación del pánico, My blueberry Nights, Midnight in Paris, etc.


Considero a esta gente unos genios y un complemento importantísimo y esencial del director y fundamental para cualquier película.

Por mi propia experiencia, conversaciones y blogs intentaré explicar la función del director de fotografía.

Básicamente y esencialmente este personaje es el encargado de conseguir la estética deseada por el director. Intentar hacer posible y ayudar en mejorar sus ideas, planos, composiciones, movimientos, mantener la calidad de imagen que se desea, etc. Obviamente forma parte del equipo artístico de la creación de la película y de su postproducción. Además toma decisiones importantes en el resultado final de la película, eso sí, siempre con el permiso del director, claro

Es una figura muy importante y mantiene una relación muy estrecha con diferentes equipos del rodaje por eso es importante llevarse bien, sobre todo el director del film con el director de fotografía: si no se podría convertir el rodaje en una guerra. Por eso cuando un equipo funciona el director suele repetir con el director de foto en proyectos diferentes.


Cada vez más me gusta la fotografía, obviamente, de momento como hobbie, no soy profesional: ojala pudiera ganarme la vida con ello. Pero de momento solo la uso, para divertirme, experimentar, mejorar y aprender.

Siempre me había gustado este mundo, pero me empecé a interesar por la fotografía en la universidad, sobre todo en el último curso. Y más aún finalizada la carrera que empecé por mi cuenta a mejorar y dedicarle bastante tiempo libre.

Obviamente la faena que tiene un director de fotografía en cine es extrapolable a la fotografía en sí. Lógico, pues el cine es una historia narrada a través de 23,976 fotografías por segundo (aunque bueno, ahora se está poniendo de modo los 48 fps).


Un buen fotógrafo (o director de foto) es un artista EN MAYUSCULAS. A veces solamente tiene que tocar el botón de foto y a veces simplemente observa y se encarga y controla de que todo encaje (luz, modelo, cámara, foco, etc.) Sin duda es una mezcla de diferentes conceptos.

Si lo hacemos mediante cálculos se pueden dividir en cuatro partes. Las tres primeras son iguales para la mayoría, son: un 33% creativos (pues ingenian, desarrollan, crean ideas), un 33% técnicos (conocen el material: cámara, focos, lentes, etc.) y un 33% productores (gestionan ciertos recursos para llevar a cabo la foto). En el 1% restante reside la magia de cada fotógrafo, el estilo personal, un don, un enfoque que solo nosotros podemos darle a esa foto, nuestra visión: algo que nos hará diferentes al resto. Esa es la clave.

* Esta foto me la hizo mí tía un día dando un paseo por mi pueblo. 

Y en ese punto creo que me encuentro yo, aún no sé qué me gusta, es decir: creo que no he encontrado mi estilo, me falta ese 1%. Tampoco quiero que penséis que me considero un fotógrafo ni que trato de nivelarme a su nivel. Estoy muy, muy, pero muy lejos de conseguirlo, si es que alguna vez lo hago. Pero por eso no voy a dejar de intentarlo, es un viaje muy interesante, un camino largo que con gusto recorreré: aunque no llegue al final.

Realmente lo que me apasiona, lo que me encanta y con lo que disfruto es el cine. Pero, ahora he hecho un cambio, he optado por enfocarme más hacia la fotografía. Me resulta más fácil su acceso, sobre todo económicamente y gracias a la masificación y globalización de las DSLR., sin hablar de la ayuda del Photoshop, tengo más libertad. Económicamente y creativamente me es más fácil hacer una foto que un vídeo. Sin hablar de la calidad, un vídeo cuanto más lo retoques, más capas de efectos le añadas (con mis recursos) pierde calidad, pero en la fotografía no. Así que de momento voy por este camino, aunque con el material que tengo ya empiezo a sentirme limitado.

http://instagram.com/riccidinatale

*Foto hecha por mí hermano paseando al perro. 

Como he dicho sigo haciendo fotos, experimentando, probando, divirtiéndome, aprendiendo y, sobre todo, disfrutando mientras busco ese 1% que me falta. Lo busco sin encontrarlo, investigando en diferentes tipo de foto que me gustan: retratos, paisajes, conciertos, artísticas (o lo intento), cinematográficas, desnudos (me encantan las curvas femeninas), etc.

http://500px.com/RiccardoDiNatale

No sé qué más decir, eso es todo supongo. Seguir intentándolo, eso siempre. No sé si llegaré a ser profesional, es decir, ganándome la vida haciendo esto y mucho menos artista, aunque en teoría nada es imposible. WORK HARD!

Para terminar os dejo aquí un vídeo sobre los directores de fotografía en que agradece su trabajo. Gracias directores de fotografía.




Yippee Ki Yay Motherfucker.